Película "Nikté" plagió personajes

Competencia desleal: Uso no autorizado de las Reservas de Derechos de los personajes Nikté, Kan y Kin genera confusión en los consumidores.


Ricardo Arnaiz Núñez plagió los nombres y varias características de mis personajes Nikté, Kan y Kin para usarlos en sus personajes de la película “Nikté”. No le importó que mis personajes estuvieran registrados con Reserva de Derechos al Uso Exclusivo ni que estuvieran licenciados en diversos productos infantiles. 

Cuando me enteré de ello, di parte al Instituto Nacional del Derecho de Autor (INDAUTOR), por lo cual el 27 de marzo de 2009 notificaron a las empresas de Ricardo Arnaiz: PRODUCCIONES DE ANIMACIÓN Y MULTIMEDIA, S.A. DE C.V. y NAHUALA PRODUCCIONES CINEMATOGRÁFICAS, S. DE R.L. DE C.V. (mejor conocidas como ANIMEX) para que se presentaran a una junta de avenencia el 19 de mayo de 2009 y explicaran por qué usaban sin autorización los nombres y características de mis personajes en la película "Nikté".

A principios de abril de 2009, los de ANIMEX me contactaron y fingieron estar negociando conmigo, pero a mis espaldas solicitaron al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) el registro de la marca Nikté, con datos falsos en su solicitud y sin acreditar la personalidad del apoderado. Inexplicablemente, el IMPI omitió considerar esos impedimentos legales y les concedió el registro de marca 1099507 Nikté en tan sólo 15 días hábiles: fue solicitada el 20 de abril de 2009 y otorgada el 13 de mayo de 2009 (¡cuatro días hábiles antes de la junta de avenencia en el INDAUTOR!).

Ricardo Arnaiz Núñez y su abogado, Sergio Francisco Aguilar Montaño (¡quien en 2009 era un árbitro autorizado por el INDAUTOR!), siempre han mentido a las autoridades y a los medios de comunicación diciendo que "las Reservas de Derechos no protegen los nombres de los personajes" y que "las similitudes con mis personajes son meras coincidencias". También saben que usan ilegalmente el nombre Nikté como marca de su personaje (Ver post: Nueva demanda contra Nahuala).

De manera premeditada y dolosa, Ricardo Arnaiz lanzó al mercado infantil otros tres personajes llamados Nikté, Kan y Kin, los cuales tienen varias características idénticas y similitudes literarias con los libros de mis personajes Karakoescompitiendo deslealmente y generando confusión en el público consumidor.

Desde el 30 de octubre de 2009 demandé en el IMPI a las empresas de Ricardo Arnaiz. A pesar de ello, el 17 de diciembre de 2009 estrenaron la película “Nikté” en 500 cines a nivel nacional. Hasta ahora, Ricardo Arnaiz sigue lucrando impunemente con la Reserva de Derechos de mi personaje Nikté, debido a que las leyes son ineficaces y le han permitido interponer recursos frívolos para retrasar las sentencias y entorpecer la justicia pronta (rápida) y expedita (libre de estorbos) que ordena la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Rolando Tamayo Rodríguez



Comentarios